La terapia de protones reduce el riesgo de un segundo diagnóstico de cáncer en un 69%

Un estudio de la Universidad de Stanford confirma que la Terapia de Protones es más segura que tratamientos convencionales. 

La terapia de protones reduce el riesgo de un segundo diagnóstico de cáncer en un 69% en comparación con otras formas de tratamiento de radiación, según un documento publicado recientemente por un equipo de la Universidad de Stanford.

El estudio examinó a 450.373 pacientes que recibieron radioterapia 3D (3DCRT), radioterapia de intensidad modulada (IMRT) o radioterapia con haz de protones (PBRT). El promedio de tiempo de seguimiento en el estudio fue de 5,1 años después del tratamiento con radioterapia.

3DCRT e IMRT son métodos de tratamiento de radiación basados ​​en rayos X, mientras que la terapia de protones utiliza partículas de protones para dañar el ADN de las células cancerosas que finalmente destruyen el tumor.

Los resultados fueron generalmente consistentes en 9 tipos de tumores que incluían cabeza y cuello, gastrointestinal (GI), ginecológico, linfoma, pulmón, próstata, mama, hueso / tejido blando y tumores del cerebro / sistema nervioso central.

La terapia de protones es una forma de tratamiento de radiación para muchos tipos de cáncer que se usa desde 1954. Más de 200.000 pacientes han sido tratados exitosamente con protones en todo el mundo. Actualmente hay 33 centros en los Estados Unidos que utilizan la terapia de protones para tratar el cáncer.

En Argentina, INVAP está desarrollando conjuntamente con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Universidad de Buenos Aires (UBA) e IBA el primer y hasta ahora único Centro de Protonterapia de Latinoamérica (click aquí para más información)

Nota Original con más información:
“Proton therapy safer than conventional radiation treatment per Stanford study”