Protonterapia

Comercialización de Equipos Médicos para Tratamientos Oncológicos

La máxima precisión para el tratamiento en zonas vitales.

La radioterapia con protones es un tratamiento muy preciso que minimiza el daño en los órganos y estructuras vecinas sanas que rodean un tumor. La ventaja frente a otras terapias radiantes es su alta precisión y su menor toxicidad.

La protonterapia posibilita dirigir dosis más elevadas a la zona del tumor sin incrementar las dosis en otras zonas, debido a que utiliza protones de alta energía a diferencia del haz de fotones utilizado en la radioterapia convencional. La gran masa de estos protones evita que estos sufran alteraciones en su trayectoria hacia el tumor, permitiendo que se puedan dirigir de forma más precisa a los tejidos afectados minimizando los efectos adversos sobre los tejidos u órganos sanos.

La precisión de este tratamiento es ideal para el tratamiento de tumores de difícil acceso o rodeados de estructuras vitales (tumores cerebrales, de cabeza y cuello o de pulmón). También es una opción muy segura para tratar tumores pediátricos, ya que producen menos efectos secundarios en estructuras en proceso de crecimiento.

Compartir

Características principales

01

Máxima precisión para el tratamiento en órganos vitales o de difícil acceso.

02

Se disminuyen sustancialmente los efectos secundarios en comparación con otras terapias radiantes.

03

Se ha demostrado una clara ventaja terapéutica en cáncer pediátrico, cáncer avanzado de cabeza y cuello, cáncer ocular, tumores de la base del cráneo, carcinomas hepatocelulares primarios, tumores primarios o metastásicos de la columna vertebral y casos de reirradiaciones.